Casos de exito Unique Peru

Mujeres que un día decidieron crecer por si solas, que empezaron como vendedoras en una línea de productos de belleza y que hoy son ejecutivas de éxito.
Mujeres que han cambiado vidas, que han llevado a personas a depender de si mismas, a capacitarse, a sentirse importantes y sobre todo a valorarse.

Catalina Wong- Directora MASTER

Ella es una de las que empezó con Unique, su historia se remonta a unas cuentas décadas atrás. Por ese entonces, Catalina vivía una situación muy difícil: acababa de separarse de su esposo. Cuenta que fue una amiga quien la introdujo en la venta de productos de belleza a través de catálogos. Si bien Catalina había tenido todo en la ida sin un mayor esfuerzo, éste era el momento para demostrar que era capaz de valerse por si misma

“Hasta ese momento había tenido las cosas muy fáciles. Una amiga me ofreció trabajar con Unique, me habló de los cosméticos, los tratamientos y el maquillaje. Me asusto porque no había trabajado jamás en eso. Yo tenía una industria con mi familia, pero por una razón de orgullo y autoestima decidí comenzar una nueva vida sola. Mi sueño era sacar adelante a mi hija. Creo que quería saber quién era yo. Estoy seguro que lo he descubierto: Soy una líder, como todas”

Le cerraron muchas puertas. ¿Unique? ¿Qué es eso? Por ese entonces otras marcas de productos de belleza con más tiempo en el mercado peruano eran un obstáculo para crecer, pero ella continuo. Rápidamente consiguió el dinero para mudarse a un departamento, donde ella y su hija habrían de vivir, también para pagar el colegio de su engreída.

Era muy guerrera a pesar de tener escasos productos para ofrecer. ¡Tenia solo 7 productos¡ Ahora el catalogo tiene mas de 200. Era muy fuerte, sobre todo ante la indiferencia de mi familia, que al enterarse de mi trabajo de vendedora me negaron la palabra, no me hablaban, yo lloraba. Pero al día siguiente seguía trabajando, el dolor iba por dentro.

No solo vendía, también incorporaba a más personas para trabajar en la empresa, a los seis meses ya tenía un flujo armado de personas bajo su dirección. Había llegado a ser directora.

Unique es mi esposo. Es el mejor marido. Me regala un viaje, me deposita todas las campañas, incluso días antes de lo previsto. Me cambia de carro cada cuatro años. Eso no haría un hombre común y corriente. No estamos solas, Unique me ha dado todo. La educación de mi hija ha sido solventada gracias a mi trabajo. Yo empecé como vendedora, si así como escuchas

Silvia Sofía Sánchez- Directora estrella master

Las amigas de Silvia no comprendían que ella haya podido dejar su trabajo, abogada en una institución de prestigio, para retroceder en su vida y ser una vendedora.
Me decían: Pero si mi empleada vende Unique. Ése es el prejuicio que hasta ahora todos tienen. Recuerdo que antes de ingresar yo también creí que era lo último a lo que podía aspirar. ¿Yo una profesional con un sueldo bastante bueno a vendedora? No me cabía en la cabeza

De eso, ya hace 10 años. Por ese entonces, Silvia la pasaba muy mal en su trabajo, llegaba tarde por cuidar a su madre que padecía una enfermedad terrible, a veces se sentía tan triste, pero en su trabajo no había tiempo para estarlo. Estaba tan harta, era tan duro trabajar para alguien, así que tras le muerte de su madre, renuncio.

Su padre le dijo que porque no seguía con el trabajo de su madre, es decir ser consultora de belleza de Unique, lo pensó y acepto. Si bien creía que era retroceder en su vida, no había más opción, estaba harta de su trabajo anterior.

No se acostumbraba, lo veía como un negocio. A pesar que ganaba buena cantidad de dinero, incluso un poco más que en su trabajo anterior, no fue hasta que se dio cuenta que con ese trabajo podía ayudar a más personas a progresar, que le encanto la idea.

Cuando supe que había personas que vivían en situaciones difíciles y que a través de integrarse a este trabajo mejoraban su calidad de vida y la de sus familiares me enamoré de este proyecto. Yo era una abogada para servir a los pobres, media romántica como toda joven, entendí que el negocio era darle oportunidad a la gente, tú ayudas a crecer y tú también creces.

Silvia esta segura que para todos, el vendedor es la persona menos calificada. Pero contra todo pronóstico, la venta es la fuerza más importante en este rubro, sino ella no estaría sentada contándonos todo esto y no habría dejado de ejercer su profesión.

Elsa Lena Saravia- Directora Regional estrella

¡Ay, no¡ ¡Yo no he nacido para vender¡ Eso fue lo que dijo Elsa cuando años atrás le propusieron ser consultora de belleza, es decir una vendedora.

Una amiga me invito a la demostración de los productos, a mi siempre me había gustado maquillar, por eso fui, esa misma amiga me invito a participar, primero dije que no. Converse con mi esposo y me convenció, por ese entonces yo ganaba 17 sueldos al mes en un banco donde laboraba, tiempo después deje el banco y me dedique solo a ser consultora, ahora he ascendido profesional y moralmente.

Cuando la madre de Elsa falleció, ella tuvo que hacerse cargo de sus hermanas, con ella eran seis mujeres. Todas la apoyaron con su nuevo trabajo, juntas crecieron, ahora todas son profesionales, sus hijos también. Recuerda que a ella no la dejaron estudiar, le dijeron: para qué si te vas a casar, no vas a tener que trabajar. Pero ella después estudio y llegó a culminar la carrera de Administración de empresas en una universidad limeña, lo hizo con el dinero que iba ganando con el trabajo que rechazó en primera instancia.

Su familia no logró romper del todo con el estigma de ser una vendedora, sino muchas de ellas hubieran seguido trabajando al lado de ella, Elsa las trata de entender, a ella le paso lo mismo alguna vez.

Fuente: EmprendedoresPeru.com

1 comentario:

alexis dijo...

la verdad unique ha dado la oportunidad a muchas mujeres.... y he tenido la experiencia de ver con mis propios ojos como mas mujeres van creciendo con esta grandiosa empresa......